Chistes de Jaimito

Uno de multiplicaciones

– Jaimito ¿Cuánto es 4×5?
– 20 profe.
– Muy bien, ¿Y 5×4?
– Hmm no lo sé profe, usted solo mando a
estudiar hasta la tabla del 4.
– Pero es lo mismo Jaimito.
– No, no es lo mismo Profe, Si usted come
pollo, ¿Qué Caga?
– Pues claro que Mierda, Jaimito
– Pues coma mierda a ver si caga pollo.

La suma rápida

A ver, Jaimito, contesta rápidamente: ¿Cuántos son dos y dos?.
– Cinco.
– ¿Cómo puedes ser tan burro?.
– Pero usted qué quiere, ¿rapidez o precisión?.

Jaimito y el examen de Mates

Jaimito ¿cómo te ha salido el examen de Matemáticas?
– Pues más o menos como a los del Polo Norte
– ¿Cómo a los del Polo Norte? ¿Qué quieres decir?
– De cero para bajo mamá,¡De cero para bajo!

Jaimito y las patatas

El profesor pregunta:
– ¿Jaimito qué debo hacer para repartir 11 patatas para 7 personas?
– Puré de patata, señor profesor.

Jaimito en el confesionario

Un cura le pregunta a Jaimito en el confesionario:
¿Pecas, hijo?
Hasta en el culo, Padre.

Sumas difíciles

– Bueno niños, hoy vamos a tener una prueba diferente. Os voy a escribir un número en la pizarra y vosotros, a través de una canción, tendréis que hacer una suma y darme el resultado escrito en la pizarra. ¿Queda claro? – pregunta la profesora.
– “Sííííííí” – contestan todos.
Jaimito piensa:
– “Se me está poniendo difícil esta situación”.
– A ver Luisito, pase usted.
La maestra escribe el número 16 en la pizarra.
– Tienes 10 segundos para contestar, comienza el tiempo
– Señorita, lo tengo: 2 y 2 son 4, 4 y 2 son 6, 6 y 2 son 8 y 8, 16.
– ¡Muy bien! – dice la profesora. Le toca el turno a Jaimito y la profesora con una sonrisota y cara de sobrada piensa: “Ahora sí que te voy a joder”, y le escribe el 23 en la pizarra.
A los 9 segundos Jaimito dice:
– Señorita, ¿puedo rapear?
– ¿Rapear? – pregunta la profesora.
Y los demás niños empiezan:
– ¡Que rapee! ¡Que rapee! ¡Que rapee!
– Bien – dice la profesora.
Y comienza Jaimito su melodía…
– La fuckingprofesora me intenta joder … con una sumatoria que debo resolver. Los dedos de mis manos, los dedos de mis pies, la polla y los cojones… ¡¡¡Suman veintitrés!!!