chistes de caballos

Chistes de Caballos

chistes de caballos

En esta página encontrarás los mejores chistes de caballos. Los caballos son animales muy queridos por las personas. Estamos recopilando los mejores chistes de animales entre ellos hay chistes buenísimos, graciosos, largos y cortos. Si te sabes algún chiste que no está en la página, envíalo y lo publicaremos lo antes posible. Recuerda que contar chistes de animales es una buena manera de compartir el tiempo con la familia y a los niños les gustará aprenderse chistes para después contarlos a sus amigos.

Chiste absurdo de un caballo

– Oiga, ¿no le parece extraño que ese caballo le haya pedido un whisky?
– Pues sí, muy extraño: ese caballo siempre pide agua mineral sin gas.

El caballo de Drácula

¿De qué raza es el caballo de Drácula?
Pura sangre.

El caballo pintado

Entra un señor en un bar y pregunta enfadado:
– ¿Quién me ha pintado mi caballo de verde?
Sale un señor de 2,10 metros y dice:
– He sido yo
Y el señor le dice:
– ¡Pues ves a darle la segunda capa que ya esta seco!

Chiste de caballos para niños

Van dos amigos andando por la calle y uno le dice al otro:
– La semana pasada estuve en el hipódromo, viendo una carrera de caballos. En esas que va y se me cae un billete de 50 euros al suelo. Me agacho rápido a por el y va un señor y se me sube encima al grito de «veenga, arrre, arrre»
Y el amigo le pregunta:
-¿Y tú que hiciste?
– Buenos pues, hice lo que pude. ¡Al final quedé sexto!

Chiste de las 4 herraduras de caballo

Emilia muy emocionada le dice a su amiga:
РNo te lo vas a creer, ayer encontr̩ cuatro herraduras en el campo.
– ¡Vaya suerte! Eso definitivamente significa algo. Dice su amiga.
РClaro, un caballo va descalzo por alg̼n lugar.

El caballo que no fuma

– ¿Tu caballo fuma?
– No, ¿por qué?
– Entonces tu granero está en llamas…

Chiste del hombre que mentía sobre caballos

Un hombre está mirando la televisión cuando su esposa llega muy enfadada y le muestra un papel.

– ¡Cuando quise ponerte los pantalones para lavar, encontré este papel con el nombre de “Manuela” escrito en él!¡Ah eso!
– Es que fui a las carreras de caballos hace una semana y el caballo por el que aposté se llamaba Manuela y lo escribí para poder recordarlo.
– Su esposa aparentemente satisfecha con la respuesta se disculpa.
Unos días después, el hombre otra vez sentado delante de la tele se sorprende cuando su esposa le pega con el mango de la escoba.
– ¿Qué demonios estás haciendo? Dice el hombre
– ¡Tu caballo acaba de llamar!

Después de la granja

Marc llega a su casa después de pasar el dia en una granja con la escuela y su madre le pregunta:
– ¿Qué tal ha ido la excursión Marc?
– Genial mamá, he visto a un hombre que hacía caballos
– ¿Cómo? Eso no puede ser
– Sí.. Tenía uno casi terminado, le estaba clavando los pies.

Chiste corto y malo de caballos

¿Sabías que comen los caballos de carreras?
– Comida rápida

El campesino y su caballo

Va pasando un campesino por la iglesia y el cura del pueblo le dice:
-Hijo, pasa a misa.
El campesino le responde:
No puedo padre, ¿Quién me cuidará el caballo?
-Dios te lo cuidará, hijo escucha la palabra del señor.

Bueno, dijo el campesino, y entró a la iglesia.
Cuando el padre se disponía a comenzar la misa dice:
¡Dios está con nosotros!
Entonces el campesino se levanta enojado de su asiento y dice:
Entonces, ¡Quién…. me está cuidando el caballo!

Chiste del vaquero y su caballo

Este era un vaquero que entra en un bar, después de un rato sale y dice
– ¿Dónde está mi caballo? Si salgo en un minuto y no encuentro mi caballo, tendré que hacer lo que hice en San Francisco.
Después de un minuto sale otra vez y dice
– ¿Dónde está mi caballo? No está aquí.
Y él dice de nuevo
– Si mi caballo no está aquí en un minuto tendré que hacer lo que hice en San Francisco.
Después de un minuto
– Muy bien, mi caballo ya se ha visto así, me gusta.
Y un tipo en el bar dice
– Creo que hablo en nombre de todo el pueblo, así que sólo por curiosidad: ¿Qué hiciste en San Francisco?
– Bueno… Fui a pie.

En el mercado de caballos

Una mujer está pasando un día en el mercado de venta de caballos con su sobrina.
– Oh, mira que ponis más dulces. Dice cuando ve algunos ponis Shetland.
– ¿No te gustaría tener uno?
– Claro. Dice su sobrina. Pero mi madre definitivamente no quiere animales en casa.
– ¿Y tu padre? Dice su tía.
– Bueno, a ese si le dejamos que se quede.

El caballo infiel

-Mi mujer me pone los cuernos con un mecánico, ayer encontré una llave inglesa debajo de la cama mientras cogía las zapatillas.
Dice otro:
-La mia me los pone con un electricista, al coger las zapatillas encontre dos cables.
Y dice el último:
-Pues la mia me los pone con un caballo.
-¿Con un caballoooooo?
-Sí, el otro día encontré un jockey debajo de la cama.

Más Chistes