Chistes de Leones

El cura y el león

Un cura misionero es raptado por los caníbales y como opone mucha resistencia le sueltan a su la mascota, un feroz león.
El cura intenta huir del animal, pero se agota y empieza a rezar con mucha fe:
– ¡Señor, haz que este león se vuelva cristiano!
De pronto, el león se para, se arrodilla, junta sus patas y dice:
– Señor, bendice los alimentos que vamos a tomar.