Chistes de Camioneros

UNA MONJA Y UN CAMIONERO DE CAMINO A BARCELONA

Esto es una monjita que iba hacia Barcelona y se le estropea el Seat Ibiza. Se pone a hacer auto-stop y para un camión que también va a Barcelona y se ofrece a llevarla. Una vez dentro, la monjita empieza a mirar al camionero y piensa: “Este camionero no esta nada mal”. Total, que empieza a lanzarle miradas provocadoras e insinuantes. El camionero, que no tiene reparos a la hora de echar un polvo, se detiene en la cuneta y se ponen a la faena. Cuando terminan vuelven a conducir camino de Barcelona. La monjita comenta entusiasmada:
– Cuando llegue a Barcelona y le diga a la madre superiora que he echado tres polvos con un camionero se le va a poner una cara…
El camionero la mira extrañado y le dice:
– Pero, hermana, si solo hemos hecho uno.
– Si, pero no me dirá que de aquí a Barcelona no van a caer otros dos.

Más Chistes