chistes de catalanes

Chistes de Catalanes

chistes de catalanes

Hemos recopilado los mejores chistes de Catalanes. Los catalanes y su fama de taca√Īos tienen muchos chistes. Os reucerdo que aqu√≠ nos reimos de todos y de todo, quien no lo entienda ya puede cambiar de web. Estamos recopilando los mejores chistes de todo internet. A continuaci√≥n ver√°s chistes cortos, buenos, largos y alguno malo. Nuestra intenci√≥n es crear la mejor web de chistes de internet, si tienes un chiste diferente env√≠alo por mail. ¬°No lo dudes! ¬°Env√≠alo y lo publicaremos! ¬ŅQuieres colaborar? Ya sabes.

Un catal√°n celebra su cumplea√Īos

Un catal√°n telefonea a un amigo para invitarlo a su cumplea√Īos:
– Entonces, cuando llegues al portal de mi casa, llama al portero autom√°tico con el codo derecho y, cuando te abra, empuja la puerta con el pie izquierdo y entra, luego cuando llegues al ascensor ll√°malo con el codo izquierdo y abre la puerta con el pie derecho. Para salir del ascensor empuja la puerta con el culo.
– Muy bien, responde el amigo, pero perdona, ¬Ņpor qu√© tengo que usar los codos, los pies y el culo?
– ¬°Hombre! ¬ŅNo querr√°s venir a mi cumplea√Īos con las manos vac√≠as?

Chiste de catalanes en un entierro

Estaba una familia de catalanes reunida ante el féretro del padre recién fallecido. El hijo menor dice:
– Ahora tendremos que hacer realidad la √ļltima voluntad de pap√° ¬ęser enterrado con un mill√≥n de euros en el ata√ļd¬Ľ
El hijo mediano a√Īade:
– S√≠, bueno… pero en realidad s√≥lo pondremos 750.000 euros, porque hay que descontar el 25 por ciento de IRPF.
El hijo mayor apostilla: –
-Tambi√©n tendremos que deducir el 21 por ciento de IVA……
La viuda tercia en la conversación de forma resolutiva.
– ¬°Basta ya!
Vuestro padre no merece estos regateos. Se le enterrar√° con la tarjeta de cr√©dito…. y que √©l gaste cuanto quiera.

Catal√°n experto en camuflaje

– ¬°Soldado Miralles!
Р¡Sí, mi capitán!
– No lo vi ayer en la prueba de camuflaje.
– ¬°Gracias, mi capit√°n!

Chistes malo de catal√°n en la ambulancia

Estaba un catalán en su casa y le da un ataque cardíaco, avisan a la ambulancia, lo montan en la camilla, lo suben en la ambulancia y de camino el médico le dice a su ayudante:
-¡Rápido, póngale la mascarilla!
Y el catal√°n:
-¡No, por favor, póngame la más baratilla!

Ahorrrando en el viaje

Llega el hijo de un catal√°n a casa corriendo, agitado, con la ropa revuelta y sudando entero.
El padre le pregunta:
– ¬ŅPero qu√© te ha pasado hijo? ¬°Eres una pena!
– Mira pap√°, t√ļ siempre nos pides que ahorremos al m√°ximo, y hoy me he venido corriendo detr√°s del autob√ļs para ahorrarme 1 euro del viaje.
Р¡Hombre! ¡Qué disgusto más grande! Podrías haber corrido detrás de un taxi y te hubieses ahorrado 30 euros.

Un coche con muchas plazas

¬ŅC√≥mo meter√≠as a 100 catalanes en un 600?
Tirando un euro dentro.
¬ŅY c√≥mo los sacar√≠as?
Diciéndoles que es un taxi.

La herencia

Un catal√°n le habla a su hijo:
– √Čste reloj perteneci√≥ a mi tatarabuelo. De mi tatarabuelo pas√≥ a mi bisabuelo, de mi bisabuelo a mi abuelo, de mi abuelo a mi padre, de mi padre a m√≠, y ahora quiero que pase a ti. Te lo vendo.

Chiste de catalán con frío

¬ŅQu√© hace un catal√°n cuando tiene frio?
Se acerca a la estufa.
¬ŅY cuando tiene mucho frio?
La enciende.

Totalmente desnuda

En una cafeter√≠a de La Rambla de Barcelona entra una t√≠a totalmente desnuda, se acerca a la barra y pide una ca√Īa. El camarero se queda perplejo mir√°ndola.
La chica le dice: ¬ŅQu√© ocurre? ¬ŅPor qu√© se queda parado? ¬ŅEs que nunca ha visto a una mujer desnuda?
A lo que el camarero responde: ‚ÄúNo es eso, desnudas he visto varias, lo que estoy pensando es con qu√© me va a pagar la ca√Īa‚ÄĚ.

El catal√°n y el martillo

Un padre catal√°n que le dice a su hijo:
– Jordi, dile al vecino que nos preste el martillo para clavar un clavo.
Jordi se acerca al piso del vecino y vuelve enseguida.
– Pap√°, dice el vecino que no nos va a prestar el martillo, porque se le puede gastar.
– Joder hijo, hay que ver lo taca√Īos que son algunos. Venga, saca el nuestro.

El frigorífico

¬ŅSab√©is por que un catal√°n nunca compra un frigor√≠fico?
Porque no puede estar seguro de si la luz se apaga al cerrar la puerta.

Dos moscas en Catalu√Īa

Dos moscas hablando en la playa de La Barceloneta.
– Pues yo, estas vacaciones me voy a ir Salou.
РPues yo no. Yo me voy a quedar acá a coger un bronceado…
Pasaron los días y las dos moscas se vuelven a encontrar.
La mosca que decía que iba a trabajar por el bronceado perfecto, venía más pálida que antes…
– ¬ŅPero no dec√≠as que te ibas a broncearte?
РSí, ¡pero me metí en el bolsillo de una catalán y no lo abrió nunca!

Muy malo

– Pap√°, ¬Ņqu√© significa patriota?
– ¬ŅHas visto todos esos catalanes que piden la independencia?
РSí
– Po tr√°eme una birra. Y pa-ti-otra.

Chiste de catalanes es Tierra Santa

Un grupo de catalanes en Tierra Santa:
– ¬ŅCu√°nto cuesta la traves√≠a por el lago?
Р15 dólares.
– ¬°Eso es un barbaridad!
– Piense que Jes√ļs and√≥ por estas aguas.
– ¬°No me extra√Īa!, ¬°Con estos precios!

Diferencias

Que diferencia hay entre un vasco, que con la edad se queda calvo, y un catal√°n que le sucede lo mismo.
Que el vasco se compra una txapela (boina) y el catal√°n vende el peine.

Frotando la moneda

Va un catalán por la calle y se encuentra a otro frotando un 5 céntimos de euro en el pantalón:
– ¬ŅQu√© haces Joan?
РPues aquí, gastando dinero.

Inventos catalanes

-¬ŅSabeis como se invento el hilo de cobre?
– ¬ŅComo?
– Dos catalanes tiraron a la vez de una moneda de dos centimos.

En la funeraria

Un se√Īor catal√°n cuya mujer agoniza va a la funeraria a pedir que le pongan un aviso en el obituario
РQuiero poner un aviso en el periódico.
– ¬ŅY que quiere poner se√Īor? ¬ŅAlg√ļn mensaje para su se√Īora fallecida?
– S√≠, quiero poner ‚ÄúMontserrat muri√≥‚ÄĚ
– Se√Īor, si es lo que quiere saber, las primeras 5 palabras son gratis‚Ķ
El se√Īor lo piensa un rato y dice:
– ¬ŅAh, s√≠? Pues ponga ‚ÄúMontserrat muri√≥. Vendo Opel Corsa‚ÄĚ.

Chiste del catal√°n y la tirita

– ¬ŅQu√© hace un catal√°n si se encuentra una tirita?
– Se hace un corte para aprovecharla.

Así se reparte la lismosna

Un cura catal√°n estaba explicando a sus feligreses la manera de repartir las limosnas que llegaban a su iglesia:
РNosotros tiramos las monedas al aire, ¡Las que coge Dios son para él, y las otras para nuestra parroquia!

Reclamando los 5 céntimos

Va un hombre por Barcelona, entra a un bar y pide un café.
El camarero se lo sirve y le dice:
РSon un euro i vint-i-cinc. (un euro con veinticinco céntimos)
El hombre le paga uno veinte y se va.
Prontamente el camarero sale persiguiéndole y le dice:
– Oye, te dije que son ciento veinticinco.
A lo que el cliente responde:
‚Äď No, si ya sab√≠a yo que por cinco duros te iba a hacer hablar en castellano.

Chiste de matrimonio catal√°n

Un catal√°n se encuentra con un amigo:
– Pero t√≠o, ¬ŅD√≥nde este tu anillo de matrimonio?
– Es que esta semana lo lleva mi esposa.

Aprendiendo catal√°n

Un catal√°n y un andaluz se encuentran por la calle y le dice el andaluz:
– ¬°Oye quillo! ¬ŅC√≥mo se dice edificio en catal√°n?
– ¬°Edifici!
РBueno hombre, aunque sea difici, ¡Tu dímelo igua!

Reto

Seis catalanes apostaron una peseta a ver quien aguantaba mas tiempo con la cabeza dentro de un cubo lleno de agua y se ahogaron los seis.

El negocio lo primero

Un catal√°n en su lecho de muerte susurra:
– Montserrat, Montserrat… ¬ŅD√≥nde est√°s, esposa querida?.
– Aqu√≠ estoy, esposo m√≠o… al lado tuyo.
– Y mi hijo Josep… ¬Ņd√≥nde est√°?.
– Aqu√≠ estoy, padre… al lado suyo.
– Y mi hija Marta… ¬Ņd√≥nde est√°?.
– Aqu√≠ estoy, padre… al lado suyo.
– Y mi hijo Jaume… ¬Ņd√≥nde est√°?.
– Aqu√≠ estoy, padre… al lado suyo.
– Y entonces… ¬Ņqui√©n cullons est√° atendiendo el negocio?

Insultos en catal√°n

Un madrile√Īo, al que le toca hacer la mili en Catalu√Īa, est√° muy preocupado y comenta con un amigo:
– Con lo raros que son los catal√°nes! Y encima hablan catal√°n y no te enteras de nada.
– No te preocupes, hombre! Mira, lo primero que tienes que hacer al llegar es preguntar como se insulta; asi sabras cuando te faltan al respeto.
Llega el madrile√Īo a Barcelona, estaci√≥n de Sants, y nada mas bajarse del tren se va hacia la primera persona que encuentra y le pregunta:
– !Oiga! ¬ŅC√≥mo llaman a los gilipollas aqui?
– No los llamamos, vienen solos de Madrid.

La mudanza de un catal√°n

Un catal√°n que est√° arrancando el papel pintado de su casa es visitado por un amigo:
– ¬ŅQu√©?, ¬Ņredecorando la casa?.
– No, de mudanza.

El taxista y el catal√°n

Va un Catal√°n por Barcelona con muchas maletas encima. Hace parar un taxi y le pregunta al taxista:
‚Äď ¬ŅPor cu√°nto me lleva al aeropuerto?
‚Äď Por 30 euros.
‚Äď ¬ŅY las maletas?
‚Äď Las maletas se las llevo gratis.
‚Äď Entonces, ll√©vame las maletas, yo me voy caminando.

Pesadilla

Era un catal√°n tan taca√Īo que una vez estaba so√Īando que estaba comiendo y cuando le tocaba pagar la cuenta, se despert√≥.

Era un catal√°n tan taca√Īo, que vendi√≥ el reloj para no dar la hora.

No puede dormir

Jaume da vueltas en la cama y no consigue conciliar el sue√Īo. Ma√Īana vencer√° un pagar√© que le debe a Jordi, quien vive justo al lado de su casa.
Rebeca, la mujer de Jaume dice:
‚Äď ¬°C√°lmate querido! Ya encontraremos la soluci√≥n.
‚Äď Este asunto no me deja dormir.
Rebeca, entonces, abre la ventana y grita para que la escuchen en la casa de al lado:
‚Äď ¬°Jordi, Jaume no va a pagarte el pagar√© porque no tiene ning√ļn euro!
Vuelve a la cama y dice:
‚Äď Ya le avis√© a Jordi. Ahora el que no va a poder dormir es √©l.

Viaje en avioneta

Un catal√°n que le ha prometido a su hija un viaje en avioneta como regalo de cumplea√Īos esta negociando con el piloto:
– ¬ŅCu√°nto me cobra por dar un paseo de una hora?
– Mil euros.
– Uf, eso es mucha pasta. ¬ŅY si solo es media hora?
– Por media hora, 500 euros.
– Joer, 500 euros, ¬ŅNo tiene nada mas barato?
– Pues mire, podemos hacer un trato. Si usted se sube a la avioneta y es capaz de estar completamente callado durante todo el vuelo, no le cobro un duro.
– Eso esta hecho. Alla se suben los tres y el piloto venga a hacer malabarismos, rizos, caidas en picado, el avion boca arriba, boca abajo… y el catal√°n, mudo. Por fin se cansa el piloto y aterriza.
– Oiga, me tiene usted asombrado. Mire que hice cosas peligrosas con la avioneta y usted no pronuncio ni una palabra.
– Si quiere que le diga la verdad, estuve a punto de gritar cuando se cay√≥ la ni√Īa…

Chiste del catal√°n donante de sangre

Esto es un catal√°n que esta escuchando la radio y decide acudir a una llamada de auxilio para un hombre que ha tenido un accidente, y que necesita un donante de sangre.
El hombre que necesitaba la transfusion es un andaluz, que agradecido por salvarle la vida, le regala un cortijo al catal√°n.
El catal√°n todo contento pone todos los dias la radio esperando que se vuelva a necesitar otra transfusion de sangre y que sea el mismo andaluz, como asi ocurre.
El andaluz, de nuevo agradecido, le regala un coche de la marca Audi. El catal√°n vuelve a pedir que el andaluz tenga un accidente y asi vuelve a ocurrir, pero esta vez, el regalo que le da el andaluz por salvarle de nuevo la vida es un mechero ¬ębic¬Ľ.
El catal√°n entonces le dice:
– Primero me regalas un cortijo, despues un Audi, y ahora un mechero. ¬ŅA que se debe esto ?
– Es que ya ¬ętinc¬Ľ (tengo) sangre catalana.