Chistes de Taxistas

TAXI AL AEROPUERTO

Va un tacaño con muchas maletas encima. Hace parar un taxi y le pregunta al taxista:
– ¿Por cuánto me llevas al aeropuerto?
– Por 30 euros.
– ¿Y las maletas? – Las maletas se las llevo gratis.
– Entonces, llévame las maletas, yo me voy caminando.

EL TAXISTA Y EL POLICIA

Pasa un taxista a 160 km/h camino del aeropuerto y le dice un policía a otro:
– ¿Ese tipo no es al que le quitamos el carné la semana pasada?
– ¡Ese es! ¡Vamos a por él!
Paran al taxista y le preguntan:
– ¿Y el carné?
A lo que el taxista les responde:
– ¡No me digan que me lo han perdido!

EL TAXISTA Y EL MOTEL

Un hombre va en un taxi y ve a su mujer con un vestido azul que entra a un motel con otro, y le dice al taxista:
– ¿Se quiere ganar 50 mil €?
– El taxista emocionado dice: ¿ Qué hay que hacer ?
– Sacar a mi mujer de ese motel, aquí tienes la foto, es la del vestido azul.
Al rato viene el taxista con una mujer con vestido verde discutiendo, la mete en el taxi y el señor le dice:
– Mira señor esa no es mi mujer, se ha equivocado .
Y el taxista responde:
– Tranquilo, esa es la mía, ahora voy a por la suya.

EL TAXISTA NOVATO

Un pasajero le toca el hombro al taxista para hacerle una pregunta. El taxista se pone nervioso, grita, pierde el control del coche, casi choca con un camión, se sube a la acera y se mete en un escaparate haciendo pedazos los vidrios.
Por un momento no se oye nada en el taxi, hasta que el taxista dice:
– Mire amigo, ¡Jamás haga eso otra vez! ¡Casi me mata del susto!
El pasajero le pide disculpas y le dice:
– No pensé que se fuera a asustar tanto si le tocaba el hombro.
El taxista le dice:
– Lo que pasa es que es mi primer día de trabajo como taxista.
– ¿Y qué hacía antes?
– Fui chófer de una funeraria durante 25 años.

BORRACHOS Y TAXISTAS

Tres borrachos salen de un bar. El Primero llama un taxi y después de unos minutos llega el taxi. El taxista al ver que están muy borrachos lo que hace es encender y apagar el taxi.
– ¡Ya llegamos!
El Primero le paga.
El segundo le da las gracias.
Y el tercero le da una bofetada. El taxista sorprendido piensa que se dio cuenta y el borracho dice:
– Ande mas lento la próxima vez que casi me mata.

DE CAMINO AL ZOO CON EL TAXISTA GRACIOSO

Un padre y su hijo de 10 años se dirigían en taxi al Zoológico de Barcelona. Al ir acercándose al niño le llamó la atención la cantidad de chicas vestidas de forma extraña y con poca ropa, que permanecían de pie en la cuneta, y le pregunto a su padre:
– ¿Qué hacen todas estas señoras por aquí, papá?
A lo que el padre contestó, intentando parecer convincente:
– Son chicas que vienen de una fiesta de disfraces y están esperando a que su novio o sus padres las pasen a recoger.
Pero al taxista no le pareció bien aquella respuesta, y sin que nadie pidiera su opinión, dijo al padre:
– ¡No engañe al niño, hombre! Ya es mayorcito para saber las verdades…
Y continuó, ya dirigiéndose al niño:
– Estas “señoras”, chaval, son prostitutas, y se dedican a esperar que pare un cliente para hacerle el amor a cambio de dinero, ¿comprendes?
El niño se quedó pensativo, y tras digerir lo que acababa de escuchar, le asaltó la curiosidad:
– Entonces, papá, ¿estas señoras también tienen niños?
-Claro hijo – respondió el padre – de algún sitio tienen que salir los taxistas.

UN PASTOR Y UN TAXISTA EN EL CIELO

Mueren un pastor y un taxista, amigos y vecinos, y llegan al cielo. Son llevados a sus eternas moradas, el pastor ve con asombro como al taxista se le instalaba una casa con piscina, pista de tenis y lujos por todos lados. Mientras a él se le daba una casa común y corriente.
-¿Señor pero que es esto? ¡Toda mi vida yo prediqué tu palabra sobre la tierra y mira lo que me haces!
-Cuando tu predicabas yo solo escuchaba gente roncar, pero hubieses visto con qué fervor la gente rezaba cuando conducía este!

EL TAXISTA Y SUS PROBLEMAS CON LAS RUEDAS

Un taxista pincha una rueda en frente a un manicomio. El taxista se dispone a cambiar la rueda, con tan mala suerte que las tuercas se le fueron por una alcantarilla de agua. Al darse cuenta no sabe que hacer.
A todo esto hay un loco que estaba observando lo que le sucedía al taxista. Entrando en conversación el loco con el taxista, dicen:
– Señor, ¿qué le pasó?
– Perdí las tuercas en la alcantarilla, y no se como voy a montar la rueda de repuesto.
– Ah, ya entiendo, por qué no saca una tuerca de cada una de las 3 ruedas y se la pone en la de repuesto.
– Pues tiene usted toda la razón. ¡Muchas Gracias! ¿Le puedo hacer una pregunta?
– Si claro.
– ¿Por qué está encerrado en el manicomio? Es usted muy inteligente, al darme la idea de las tuercas.
– Bueno… es que yo estoy encerrado por loco, no por estúpido.

DETRÁS DEL TAXI

Dos perros que van persiguiendo un taxi y cuando el taxi se para y lo alcanzan uno le dice al otro:
– Te he dicho que ponía libre y no liebre.

TAXISTAS ARGENTINOS

– ¿En qué se parecen un ingeniero argentino y un psicoanalista argentino?
– Los dos son taxistas.

LA PENDIENTE FATIGA

Una paciente de setenta años le pregunta al doctor:
– Oiga doctor, cuando subo la pendiente para llegar a mi casa me fatigo muchísimo, ¿Qué me aconseja tomar?
Y el médico le responde:
– Un taxi, señora.

TELÓN DE TAXI

Se abre el telón y aparece un taxi, pero en el letrero pone “TASI”
¿Cómo se llama la película?
Malcolm X (Mal, Con X)

UNO DE TAXIS CORTOS

– ¡Papá! ¡Papá! Mira qué listo soy, me he venido corriendo detrás del autobús y me he ahorrado un euro.
– Qué tonto eres hijo mío… Haberte venido detrás de un taxi y te hubieras ahorrado 10…

HABITUAL EN UN TAXI

-¡Estoy cansado de que todos hablen a mis espaldas!
-¡Pero si usted es taxista!
-¡Ah! Es verdad.

ILUSIÓN DEL TAXISTA

Un taxista le dice a su cliente.
– Me encanta ser taxista, soy mi propio jefe y nadie me dice lo que tengo que hacer.
– Ya… Gire a la derecha en la próxima calle…

PASAJERO TACAÑO

Un hombre tacaño sube a un taxi y cuando llega le dice el taxista:
– Son 10€.
El hombre le da 5€ y le dice el taxista:
– Oiga le he dicho que son 10€.
– Si pero hemos viajado los dos.

Más Chistes