chistes de cumplea√Īos

Chistes de Cumplea√Īos

chistes de cumplea√Īos

Hemos recopilado los mejores chistes de cumplea√Īos. Que mejor d√≠a que aprovechar una fiesta de cumplea√Īos para contar chistes, y su encima son chistes que hablan de cumplea√Īos tendr√°s las risas aseguradas. Estamos recopilando los mejores chistes de todo internet. A continuaci√≥n ver√°s chistes buenos, largos, cortos y alguno malo. Nuestra intenci√≥n es crear la mejor web de chistes de internet, si tienes un chiste diferente env√≠alo por mail. ¬°No lo dudes! ¬°Env√≠alo y lo publicaremos! ¬ŅQuieres colaborar? Ya sabes.

El cumplea√Īos del abuelo chistoso

Un periodista de un canal de televisi√≥n termina su entrevista a un abuelo que acaba de cumplir los 99 a√Īos diciendo:
– Espero poder volver el pr√≥ximo a√Īo para celebrar su cumplea√Īos n√ļmero 100.
– ¬ŅQu√© pasa que no est√° usted seguro de poder venir?, le pregunta el abuelete. ¬ŅAcaso se encuentra usted mal?

El regalo que ella quería

Una mujer, descontenta con su coche, le dice a su marido:
– Cari√Īo, el d√≠a de mi cumplea√Īos sorpr√©ndeme y reg√°lame algo que vaya de 0 a 100 en 4 segundos, a ser posible de color azul.
El d√≠a de su cumplea√Īos el marido apareci√≥ con una b√°scula de ba√Īo. Eso s√≠, de color azul.

So√Īando el regalo de cumplea√Īos

Una mujer se levanta por la ma√Īana, despierta a su marido y le dice:
– Cari√Īo, he tenido un sue√Īo maravilloso. He so√Īado que para mi cumplea√Īos me regalabas un collar de diamantes. ¬ŅQu√© querr√° decir?
El marido le contesta:
– Lo sabr√°s el d√≠a tu cumplea√Īos…
Lleg√≥ el d√≠a del cumplea√Īos de la esposa y el marido entr√≥ en casa con un paquete en la mano. La mujer, emocionada, se lo quita de las manos, rasga nerviosa el papel, abre r√°pidamente la caja y encuentra un libro titulado: ¬ęEl significado de los sue√Īos¬Ľ

Chiste del cumplea√Īos de un catal√°n

Un catal√°n telefonea a un amigo para invitarlo a su cumplea√Īos:
– Entonces, cuando llegues al portal de mi casa, llama al portero autom√°tico con el codo derecho y, cuando te abra, empuja la puerta con el pie izquierdo y entra, luego cuando llegues al ascensor ll√°malo con el codo izquierdo y abre la puerta con el pie derecho. Para salir del ascensor empuja la puerta con el culo.
– Muy bien¬Ľ, responde el amigo, pero perdona, ¬Ņpor qu√© tengo que usar los codos, los pies y el culo?
– ¬°Hombre! ¬Ņ¬°¬ŅNo querr√°s venir a mi cumplea√Īos con las manos vac√≠as?!?

Palabras sabias

La forma m√°s efectiva de recordar, el cumplea√Īos¬†de tu mujer, es olvidarlo una vez.

Las vacas preparando el cumplea√Īos

Dos vacas en el prado:
– ¬°Eh, Carolina!, ¬Ņpor qu√© te agitas de esa manera?
– ¬ŅSabes?, es que ma√Īana ser√° el cumplea√Īos de mi hijo.
– ¬°Ah, ya!, ¬Ņpero por qu√© te sacudes as√≠?
– Es que estoy preparando la nata montada…

Chiste del cumplea√Īos del abuelo

En la fiesta para celebrar su 103¬ļ cumplea√Īos, le preguntaron a mi abuelo si pensaba poder festejar tambi√©n su 104¬ļ cumplea√Īos.
– ¬°Por supuesto que s√≠!, respondi√≥. Seg√ļn las estad√≠sticas, muy poca gente muere entre los 103 y los 104 a√Īos.

Chiste bueno de cumplea√Īos

En el 100¬ļ cumplea√Īos del abuelo est√°bamos toda la familia reunida cant√°ndole el Cumplea√Īos Feliz, cuando de improviso el abuelo, muy viejecito, se inclin√≥ hacia un lado de forma que parec√≠a que se iba a caer de la silla y todos gritamos:
– ¬°El abuelo! ¬°El abuelo! ¬°Cuidado con el abuelo!
Y entre todos lo sujetamos y lo colocamos en posición vertical.
Al cabo de un rato se repitió la situación:
– ¬°El abuelo! ¬°El abuelo! ¬°Cuidado con el abuelo!
Y así varias veces.
Finalmente el abuelo balbuceó:
– ¬ŅPero es que ni siquiera el d√≠a de mi cumplea√Īos me vais a dejar tirarme un pedo a gusto y en paz?

Un buen regalo

La mujer al marido que, cuando van de paseo, no hace m√°s que volver la cabeza para mirar a todas las mozas con las que se cruzan:
– Para tu pr√≥ximo cumplea√Īos, recu√©rdame que te regale un espejo retrovisor.

Un poco despistado. Chiste malo

Mam√°, mam√°. ¬ŅEn qu√© d√≠a nac√≠?
– El 17 de Octubre
– ¬°Anda, pero qu√© casualidad! Si es justo el mismo d√≠a que el de mi cumplea√Īos.

Al llegar al infierno

Un pecador muere y llega al infierno. Un diablo lo recibe en la recepción y al verlo un poco preocupado le dice:
– Hoy es mi cumplea√Īos, estoy de buen humor y he decidido permitirte elegir: puedes optar entre el infierno alem√°n y el espa√Īol.
El pecador le pide que le explique en qué consiste cada uno de ellos.
Y el diablo:
РBueno, en el infierno alemán a los condenados se les obliga a palear continuamente estiércol, mientras los azotan los diablos.
– ¬°Ah…!, ¬Ņy en el espa√Īol?, pregunta el pecador, a lo que el diablo responde:
– En el espa√Īol los condenados se ven obligados a palear esti√©rcol sin parar, mientras que los diablos los azotan. Yo te recomiendo que elijas √©ste √ļltimo.
El pecador:
– ¬ŅPero te est√°s quedando conmigo? ¬°Si son iguales! ¬ŅPor qu√© deber√≠a elegir el espa√Īol?
Y el diablo:
– Porque un d√≠a faltan los l√°tigos, otro d√≠a no llegan las palas, otro se acaba el esti√©rcol…

Quiero un Mercedes azul para mi aniversario

– Mi amor, se acerca mi cumplea√Īos ¬Ņya sabes lo que me vas a regalar?
– Si, ¬Ņves ese mercedes azul de all√≠?
– Si! No me lo puedo creer!
– Pues una bici del mismo color.

El marido despistado. Chiste de cumplea√Īos largo

Una ma√Īana, un hombre de negocios est√° a punto de salir de la casa cuando su esposa le detiene un momento y le pregunta:
– Cari√Īo, ¬Ņte acuerdas de qu√© d√≠a es hoy?
√Čl, que no tiene la m√°s m√≠nima idea de a qu√© se puede estar refiriendo su esposa y temiendo haber olvidado alguna fecha importante (cumplea√Īos, aniversario de bodas, nacimiento del primer hijo), para evitar discusiones le responde:
– Por supuesto, querida, ¬ŅC√≥mo quieres que no me acuerde? Pero es que ahora me tengo que marchar r√°pidamente porque tengo una reuni√≥n muy importante y ya llego tarde. ¬°Mira, ya est√° ah√≠ afuera el coche esper√°ndome!
Y sale pitando de casa sin esperar respuesta.
A media ma√Īana, un florista le lleva a la se√Īora tres docenas de rosas rojas. Despu√©s del almuerzo, un botones le hace entrega a la se√Īora de una caja de bombones car√≠simos. A media tarde, otro botones le trae a la se√Īora un foulard de los caros. Al atardecer el marido vuelve y su esposa corre a abrazarlo:
– ¬°Oh, querido, eres un tesoro! ¬°Vaya regalos tan espl√©ndidos! ¬°¬°¬°Qu√© contenta estoy!!! Ah, mira, hoy han estado pintando la sala de estar, quise record√°rtelo esta ma√Īana, pero te has marchado tan deprisa que ni siquiera me ha dado tiempo de terminar la frase…

Frase muy inteligente

Llegar a los cincuenta también tiene sus ventajas. Quizás no ves las letras de cerca, pero a los tontos los ves venir ya de lejos.

La Barbie del cumplea√Īos de la ni√Īa

Un hombre est√° volviendo a casa del trabajo una tarde, cuando de repente recuerda que es el cumplea√Īos de su hija y de que a√ļn no le ha comprado ning√ļn regalo. Entra a un centro comercial, se dirige a la tienda de juguetes y le pregunta al encargado de la tienda:
– ¬ŅCu√°nto vale la nueva Barbie del escaparate?
El responsable de la tienda le responde:
– ¬ŅCu√°l de las Barbies? Tenemos: la ¬ęBarbie en el gimnasio¬Ľ por 19,95 euros, la ¬ęBarbie en el baile¬Ľ por 19,95 euros, la ¬ęBarbie va de compras¬Ľ por 19,95 euros, la ¬ęBarbie en la playa¬Ľ por 19,95 euros, la ¬ęBarbie en la Discoteca¬Ľ por 19,95 euros y la ¬ęBarbie divorciada¬Ľ por 375,00 euros.
– ¬ŅPero c√≥mo es que la ¬ęBarbie Divorciada¬Ľ cuesta 375.00 euros mientras que todas las dem√°s s√≥lo valen 19,95 euros?
– Pues porque la ¬ęBarbie Divorciada¬Ľ incluye el coche de Ken, la casa de Ken, el barco de Ken, el perro de Ken, el gato de Ken, los muebles de Ken…

La tarjeta divertida

En mi cumplea√Īos, una amiga me envi√≥ una divertida tarjeta que, en tono de broma, me dec√≠a:
– Aunque nuestros cuerpos envejezcan, nuestras mentes nunca pierden su brillantez.
Quise darle las gracias a la remitente, pero no pude. Olvidó firmar su tarjeta.

La m√ļsica de los globos de cumplea√Īos

¬ŅQu√© tipo de m√ļsica asusta a los globos de cumplea√Īos?
– La m√ļsica ¬°POOOP!

Los a√Īos de mam√°

¬†Mam√°, ¬ŅCu√°ntos a√Īos cumples?
– Cincuenta
– Pero si hace 3 a√Īos que dices lo mismo
– Pues para que veas hijo, que yo no soy de las que un dia te dice una cosa y al dia siguiente otra.

El cumplea√Īos de la suegra

El yerno llega a la casa y dice. ¬°Felicitaciones suegrita, s√© que hoy es su cumplea√Īos!
‚Äď ¬°Veo que se acord√≥ de mi!
Y entre nosotros suegra, ¬Ņd√≠game cu√°ntos a√Īitos cumple hoy?
¬ŅUsted sabe guardar un secreto?
¡Claro que sí!
¡Bueno, yo también!

Cuidado entras en zona de chistes verdes, si eres menor no leas m√°s.

El Administrador contratado por tu padre

Chiste de un cumplea√Īos muy especial

Hoy es el d√≠a de mi cumplea√Īos… Mis padres, mi esposa y mis hijos no me felicitaron. Fui al trabajo, llegando all√≠, mis colegas actuaron como si fuera un d√≠a normal y tampoco me felicitaron.

Cuando entré en mi oficina, mi secretaria dijo:
– ¬°Feliz cumplea√Īos, jefe!

Después del almuerzo, ella me invitó a ir a su apartamento. Yo fui allí con ella. Entonces me dijo:
– ¬ŅTe importa si estoy en mi cuarto por un minuto?
– ¬°OK todo bien!

Cinco minutos despu√©s vuelve… con un pastel, mi esposa, mis padres, mis hijos y colegas gritando:
– ¬°Sorpresa!
Yo estaba esperando en el sof√°… ¬°desnudo!

M√°s Chistes