chistes de monos

Chistes de Monos

chistes de monos

Hemos recopilado los mejores chistes de monos. Los monos son graciosos con solo verlos pero aparte son protagonistas de muchos chistes. Como vamos comentando los chistes de animales son ideales para una tarde de risas con tus hijos. A continuaci√≥n ver√°s chistes buenos, largos y muchos cortos. Queremos crear la mejor chistes de internet si te sabes alg√ļn chiste que no est√° en la p√°gina, no lo puedes enviar y lo publicaremos lo antes posible.

Conversación de monos

¬ŅQu√© le dijo un mono a otro mono?
-Que vida mas mona.

La pregunta del mono bebé

Un Monito le pregunta a su Mama:
– Mama, ¬ŅPor que somos tan feos?
Y la mama le responde:
– Hay Hijo!, si supieras como es el que esta leyendo esto

Chiste de los monos chistosos

Esta vez habían unos monos trepados en un árbol, y en eso iba pasando un león, entonces todos los monos empezaron a gritarle:
-¬°C√≥rtate el pelo feo!… ¬°le√≥n feo!… ¬°qu√© pelo m√°s feo!…. ¬°le√≥n feo!…
Y a uno de los monos se le parte la rama del árbol y cae al suelo delante del león, y dice:
-Buenas hermano, ¬°Yo tuve que bajarme del √°rbol por que no respetan a nadie!

Chiste de telón de monos

Se levanta el telón y sale una mona comiendo un plátano en medio de la carretera , pasa un camión y la atropella.
Se cierra el tel√≥n , ¬ŅC√≥mo se llama el cuadro ?
– La mona lisa.

El mono hoy est√° de suerte

El león se desplaza majestuosamente por la selva.
El mono lo ve venir y sube velozmente a un √°rbol.
РTranquilo, mono: hoy estoy de buen humor y quiero ser amigo de todos las animales. Si bajas no te haré nada.
– No bajo. No te creo.
– Baja, mono. Quiero ser amigo. Para que veas que no te har√© nada me voy a atar. ¬ŅVes? Ya no me puedo mover. Baja y te saludo.
El mono baja temblando del √°rbol.
– ¬ŅPor qu√© tiemblas? Quiero ser tu amigo.
РTiemblo de emoción: ¡es la primera vez que le voy a romper la cara a un león!

Un mono muy curioso

En cierta ocasi√≥n un tipo visita el zool√≥gico. Al pasar por la jaula de los monos, se da cuenta que un mono se le queda mirando muy fijamente. De pronto, el mono con la mano le dice que se acerque, el tipo comienza a mirar por un lado y otro y se da cuenta que no hay nadie y el tipo extra√Īado le responde en se√Īas:
¡Me llamas a mí!
Y el mono le contesta con la cabeza:
¡Sí!
El tipo con temor se le acerca a la jaula y el mono le dice en voz baja:
¬ŅDime el nombre del abogado que te sac√≥ de la jaula?

Chiste del precio de los monos

Un hombre entra a una tienda de mascotas y comienza a explorar por las jaulas para ver a las mascotas.
Entonces ve a un mono con un precio de $ 5,000 dólares y va con el empleado para pedirle más detalles.
– Hola, una pregunta ¬†¬Ņsabe por qu√© vale tanto dinero el mono?
– Bueno, este mono sabe todo sobre Windows 7 y Windows 10, y tambi√©n sabe Word, C ++, programaci√≥n de aplicaciones, y por √ļltimo pero no menos importante, sabe c√≥mo jugar juegos de computadora.
– Wow, buen mono, vale la pena el dinero que se invierte.
El hombre sigue recorriendo la tienda y encuentra otro mono con un precio de $ 10,000 dólares y nuevamente le preguntará al empleado al respecto.
– ¬ŅY cu√°l es la especialidad de este mono?
– Este mono conoce Linux, Unix, Corel y Autocad.
РWow, incluso ni yo no sé esas cosas.
En un √ļltimo recorrido, encuentra a otro mono sentado all√≠ con un precio de $ 20,000 d√≥lares.¬† La historia se repite, y el hombre va con el empleado para pedirle los detalles del mono.
– ¬ŅY qu√© hace este mono por esa excesiva cantidad de dinero?
РHonestamente, nunca lo he visto hacer nada, pero los otros dos lo llaman Gerente de Proyecto.

De safari por √Āfrica

Un tipo va al √Āfrica y, para no sentirse tan solo, decide llevar a su perro, un chihuahua mariquita. El primer d√≠a del safari, el animal, muy contento, se pone a corretear detr√°s de las mariposas y cuando menos se lo esper√≥ ya se hab√≠a separado del grupo.
El chihuahua, desesperado, empezó a buscarlos cuando, en eso, ve que una pantera muy enfurecida se dirigía hacia él dispuesta a comérselo.
Asustado, rápidamente piensa qué hacer; ve unos huesos que estaban junto a él y los empieza a morder con mucha ferocidad. Justo cuando la pantera lo iba a atacar, el perro exclama:
Р¡Mmmmmm, qué rica pantera me acabo de comer!
La pantera, al escuchar eso, se frena con estruendo y huye muy asustada mascullando:
Р¡Jodido perro, por poco me come a mí también!
Pero arriba de un √°rbol, estaba un mono cabr√≥n que vio todo lo que hab√≠a pasado. √Čste se baja muy r√°pido y va tras la pantera para contarle todo lo que vio. Al escuchar aquello, la pantera, muy enojada, le ordena al mono:
– S√ļbete, vamos a buscar a ese maldito perro para ver qui√©n se come a qui√©n.
El perro mariquita se da cuenta que la pantera viene, con el simio trepado, dispuesta a todo. En un instante, el perro adivina que el mono fue con el chisme pero en lugar de correr, se da la vuelta como si no hubiera visto nada y se pone a leer un periódico. Cuando la pantera ya lo iba a atacar, el perro se queja:
-¡Puto mono de los cojones!!!, hace como media hora que lo mandé por otra pantera y todavía no regresa!

Chiste de cómo cazar al gorila

Un gorila se escapa del zool√≥gico y se sube a un √°rbol en una casa, el due√Īo manda a buscar a un experto para que lo atrape, cuando llega el experto trae consigo un palo largo, una red, un perro y un arma, Luego le explica al due√Īo de la casa lo que har√°:
РVoy a subir al árbol que está al lado del árbol del gorila, desde allí lo empujaré con el palo hasta que caiga, cuando caiga el perro lo inmoviliza mordiéndole el culo, y le tiro la red.
El due√Īo le pregunte al experto:
– Y el arma, a lo que el experto responde:
– Bueno, es f√°cil si yo caigo primero, antes que el gorila, ¬°matas al perro!

En el zoo

– Un borracho est√° en una jaula del zoo cant√°ndole una nana a la gorila.
– ¬ŅQu√© demonios hace usted ah√≠?- Le pregunta el guarda.
– Pues ya lo ve, durmiendo la mona.

Chiste largo del mono en el bar

Entra a un café un hombre llevando a un mono con una correa.
Se sienta, pide una bebida para él y un zumo de plátano para el mono.
El animal se toma el zumo, tira el vaso al suelo y comienza a correr por todo el bar, lanzando gritos y haciendo destrozos.Finalmente, llega a la mesa de billar, se para, ve la bola blanca que esta sobre el pa√Īo
de la mesa; la agarra y se la come.
El due√Īo del bar, enfurecido, le recrimina al hombre:
– √ďigame, usted, ¬°Ese mono suyo es un salvaje, primero me destroza el bar y despu√©s se come mi bola de billar! Los voy a echar a patadas a usted y a ese bicho de mierda.
El hombre, avergonzado, le dice al due√Īo:
– No se preocupe amigo, yo le pago por todos los da√Īos.
Dicho esto, saca un fajo de billetes y se va.
Al cabo de una semana vuelven el hombre y su mono al mismo bar. El hombre pide un trago para él y un zumo de plátanos para el mono. El mono esta vez se comporta decentemente; se toma su trago y se pone a caminar mesa por mesa, pero sin romper nada. En esto que ve sobre una mesa un helado con una cereza encima. Agarra la cereza, la mira bien, y procede a metérsela en el culo con toda delicadeza. Se la saca, la vuelve a mirar, y se la come.
El due√Īo del bar, indignado, otra vez le recrimina al hombre:
– Oiga! Ese bicho asqueroso suyo es un inmundo!. ¬ŅVio lo que hizo? Delante de todos mis clientes, se mete una cereza en el culo y despu√©s se la come.
A lo que el hombre le contesta:
РSi, mire, tiene que comprenderlo, con lo que le costó cagar la bola de billar, ahora antes de comer cualquier cosa primero la mide.

M√°s Chistes