Chistes de Pastores

UN PASTOR Y UN TAXISTA EN EL CIELO

Mueren un pastor y un taxista, amigos y vecinos, y llegan al cielo. Son llevados a sus eternas moradas, el pastor ve con asombro como al taxista se le instalaba una casa con piscina, pista de tenis y lujos por todos lados. Mientras a él se le daba una casa común y corriente.
-¿Señor pero que es esto? ¡Toda mi vida yo prediqué tu palabra sobre la tierra y mira lo que me haces!
-Cuando tu predicabas yo solo escuchaba gente roncar, pero hubieses visto con qué fervor la gente rezaba cuando conducía este!

Más Chistes