Chistes de Granjeros y Campesinos

chistes de granjeros y campesinos

EL CAMPESINO Y SU CABALLO

Va pasando un campesino por la iglesia y el cura del pueblo le dice:
-Hijo, pasa a misa.
El campesino le responde:
No puedo padre, ¿quién me cuidará el caballo?
-Dios te lo cuidará, hijo escucha la palabra del señor.
Bueno, dijo el campesino, y entró a la iglesia.
Cuando el padre se disponía a comenzar la misa dice:
¡Dios está con nosotros!
Entonces el campesino se levanta enojado de su asiento y dice:
Entonces, ¡quién …. me está cuidando el caballo!

CHISTES DE GRANJEROS Y SU ESTABLO

– Oye, Paco, ¿tus vacas fuman?.
– No, ¿por qué?
– Entonces se te está quemando el establo.

CHISTE DEL GRANJERO Y LA COMIDA DE SUS CERDOS

Un hombre baja de su coche y se acerca al criador de cerdos:
– ¿Qué le da de comer a sus cerdos?
– Pues yo le doy las sobras de la comida, basurillas y otras inmundicias que encuentro por ahí.
– ¡Oiga, que se ha creído, debe pagar una multa de 1 millón de euros por tratar mal a los animales!
El criador se queda todo fastidiado y, al pasar un tiempo, llega otra persona que le pregunta lo mismo, y esta vez dice:
– Yo les doy salmón ahumado, entrecot a la pimienta y un postre de helado y pasas.
– ¡Oiga! ¡Soy de la Intermon Oxfam, no sabe que hay hambre en el mundo ¿o qué?, debe pagar una multa de 1 millón por derrochar comida!
El criador ya no sabe que hacer, pasa el tiempo, llega otro tipo y le pregunta otra vez qué comida le da a los cerdos, y dice:
– ¡Mire, yo les doy 50 € a cada uno y que se compren lo que quieran!

EL GRANJERO, EL CURA Y EL LORO

Esto es un granjero que va a la iglesia y le dice al cura:
– Señor cura, ¿me presta su loro?
– Vale pero no le enseñes palabrotas.
– Vale
Va el granjero andando y empieza a llover y dice:
– Joé, ¡cómo llueve!
… y el loro se lo queda en la mente.
Pasa delante de un toro que esta durmiendo y dice:
– Cogerle de las pelotas a ver si se levanta.
… y el loro se lo queda en la mente.
Sale un rebaño de ovejas
corriendo y dice:
– Corred cobardes, corred que ya os alcanzaré.
… y el loro se lo queda en la mente.
El granjero le devuelve el loro al cura.
Llega el domingo y el cura bebe el vino y dice el loro:
– Joder, ¡cómo llueve!
… y el cura se desmaya.
Y dice el loro:
– Cogerle de las pelotas a ver si se levanta
… y salen las monjas corriendo.
Y grita el loro:
– Corred cobardes, corred, que ya os alcanzaré…

CHISTE DE CAMPESINO Y TURISTA DE VISITA

Un turista que pasea por el campo ve una granja y pregunta al dueño:
– ¿Pone muchos huevos esa gallina blanca?
– Hasta ahora ninguno, responde el campesino.
– ¡Que contento se pondrá usted cuando ponga el primero!
– Figúrese, venderé huevo y ave a peso de oro.
– ¿Por qué?, inquiere extrañado el turista.
Y el granjero le contesta:
– Pues, porque esa gallina, ¡Es un gallo!

CHISTE DEL GRANJERO Y EL CAZADOR

Al recorrer el país entero durante un viaje de cacería, un hombre bien vestido de Estocolmo apunta y le dispara a un pato que va volando, pero el ave cae dentro del corral de un granjero, quien la reclama como suya.
– No es suyo el pato, es mío, insiste el cazador.
Como ninguno de los dos cede, el granjero sugiere resolver las cosas a la antigua usanza:
– Con una patada pueblerina.
– ¿Una qué?, dice el cazador.
– Yo le pateo tan fuerte como pueda en la entrepierna, le dice el granjero y luego usted hace lo mismo conmigo. El que grite menos tiene derecho a quedarse con el ave.
El hombre de Estocolmo acepta. El granjero toma vuelo y suelta un golpe demoledor en las partes blandas del hombre, quien aúlla de dolor y cae al suelo.
– Bien, ahora es mi turno.
– Olvídelo – dice el granjero -. Se puede usted quedar con el pato

CHISTE ABSURDO DE UN CAMPESINO

Un campesino llega a una panadería:
– Buenas tardes, me dijo mi señora que preguntara si ya salió el pan.
– Sí, acaba de salir, responde el panadero.
– Oiga, ¿Y a que hora regresará?

CHISTE DEL MILLONARIO Y EL CAMPESINO

Un millonario va en su Ferrari y por la pista se encuentra con un campesino que iba subido en su burro. El campesino le pregunta:
– ¿Por qué corre tan rápido tu carro?
El millonario le responde:
– Es que está pintado de verde y azul.
El campesino se dirige a la ferretería y compra dos galones de pintura: Uno azul y otro verde. Se dirige donde su burro y le tira la pintura verde, el burro siente que le quema la pintura y sale corriendo como alma que lleva el diablo.
Satisfecho el campesino murmura:
– ¡Y eso que falta la pintura azul!

ANIMALES DE GRANJA

Este era una vaca y un toro que se querían profundamente pero, vivían en granjas distintas y los separaba un alambre de púas, entonces un día el torito se armo de valor y salto y cuando ve a su amada le pregunta:
– Linda vaquita ¿Cómo te llamas?
La vaquita contesta:
– Rosa Corazón, pero me puedes llamar Rosa porque mi corazón es tuyo. ¿Y tu lindo torito como te llamas?
El toro responde:
– Juan Bolas, pero me puedes llamar Juan, porque las bolas se me quedaron colgando en el alambre.

PROBLEMAS CON LOS TOPOS

Este era un granjero que tenía una gran plantación en las llanuras de Castilla. Un día va a la plantación y ve que tiene media cosecha destrozada por culpa de un topo. Se pasa días y noches buscando al topo que poco a poco le va destrozando la cosecha, entonces como ve que no lo puede encontrar, coge las páginas amarillas y llama a un “cazador de topos”. Luego llega el cazador de topos y le dice el granjero:
– Bueno, yo te pago lo que quieras, pero tú me encuentras el topo y lo matas, pero que muera sufriendo, eh!, que muera sufriendo a más no poder.
El cazador de topos se prepara a lo Rambo y sale en busca del topo al cual encuentra. Vuelve a hablar con el granjero y le dice:
– Ya he encontrado el topo.
– ¡Muy bien! Lo has hecho sufrir, ya te he dicho que quería que sufriera mucho.
– Sí.
– ¿Qué castigo le has hecho para que sufriera?
– ¡El peor sufrimiento de todos, le he enterrado vivo!

CHISTE VERDE DEL GRANJERO Y SUS ANIMALES

Estaba un granjero en una entrevista de trabajo:
– ¿Nombre?
– Manuel
– ¿Sexo?
– ¡Todos los días!
– No Señor ¿Qué si hombre o mujer?
– Hombre, mujer, cerdo, cabra o lo que se me cruce…

Más Chistes