Chistes de Curas y Sacerdotes

chistes de curas y sacerdotes

Los mejores chistes de curas y sacerdotes. Colección de chistes graciosos, cortos, chistosos, buenos y malos. Tenemos de confesionario y acudirás a misa con una sonrisa. Aquí encontrarás a los curas y sacerdotes más graciosos de internet. Y si, se nos a colado algún chiste verde.

CHISTE DE NOMBRES NO MUY CATÓLICOS

El cura le pregunta a la madre en el bautizo:
¿Qué nombre le va a poner al niño?
-Lunes tormentoso.
-Pero si eso no es un nombre…
-¿Ah, no? ¿Y Plácido domingo sí?

CHISTE LARGO. EL GRANJERO, EL CURA Y EL LORO

Esto es un granjero que va a la iglesia y le dice al cura:
– Señor cura, ¿me presta su loro?
– Vale pero no le enseñes palabrotas.
– Vale
Va el granjero andando y empieza a llover y dice:
– Joé, ¡cómo llueve!
… y el loro se lo queda en la mente.
Pasa delante de un toro que esta durmiendo y dice:
– Cogerle de las pelotas a ver si se levanta.
… y el loro se lo queda en la mente.
Sale un rebaño de ovejas
corriendo y dice:
– Corred cobardes, corred que ya os alcanzaré.
… y el loro se lo queda en la mente.
El granjero le devuelve el loro al cura.
Llega el domingo y el cura bebe el vino y dice el loro:
– Joder, ¡cómo llueve!
… y el cura se desmaya.
Y dice el loro:
– Cogerle de las pelotas a ver si se levanta
… y salen las monjas corriendo.
Y grita el loro:
– Corred cobardes, corred, que ya os alcanzaré…

CHISTES DE CONFESIONES A UN SACERDOTE

– ¡Ay Padre!, ¡estoy realmente asustado porque no paro de escuchar una voz maligna dándome órdenes todo el día! ¿No estaré poseído?
– No hijo… estás casado…

JAIMITO EN EL CONFESIONARIO

Un cura le pregunta a Jaimito en el confesionario:
¿Pecas, hijo?
Hasta en el culo, Padre.

CONFESIONES POLÍTICAS

– Padre, padre, confieso que he pecado. Ayer le pegué a un político.
– Querida, estoy aquí para escuchar tus pecados no tus servicios a la comunidad.

CHISTE CORTO DEL CURA EN EL CONFESIONARIO

– Padre, ¿Ud. aparta a las mujeres del mal?
– Sí, hijo mío…
– ¡Pues apárteme dos para el sábado!

POSESIONES MALIGNAS

– ¡Ay Padre!, ¡estoy realmente asustado porque no paro de escuchar una voz maligna dándome órdenes todo el día! ¿No estaré poseído?
– No hijo… estás casado…

LA DUDA DEL PECADOR

– Padre, hago el amor cinco veces al día, ¿Eso es pecado?
– Eso no es pecado, eso es mentira.

UN CURA Y UNA MONJA EN EL CONFESIONARIO

– Padre confieso que me he acostado con el padre de la parroquia vecina.
– Sor Clara no lo hagas nunca más y de penitencia reza un credo, dos ave marías y un padrenuestro… ¡ y la próxima vez recuerda que tu parroquia es ésta!

CHISTES DE CURAS Y CABALLOS

Va pasando un campesino por la iglesia y el cura del pueblo le dice:
-Hijo, pasa a misa.
El campesino le responde:
No puedo padre, ¿Quién me cuidará el caballo?
-Dios te lo cuidará, hijo escucha la palabra del señor.
Bueno, dijo el campesino, y entró a la iglesia.
Cuando el padre se disponía a comenzar la misa dice:
¡Dios está con nosotros!
Entonces el campesino se levanta enojado de su asiento y dice:
Entonces, ¡quién … me está cuidando el caballo!

UN NOMBRE DE PILA

En el bautizo de un bebe en Barcelona, el cura replica:
– No, No, noo hijos…¡Que no podéis ponerle Batman al niño!
– Bueno padrecito entonces…¡Superman!
– Tampoco, ¡Caramba! deben ponerle un nombre de pila…
– ¡Ya esta!… entonces se llamara, DURACELL

QUE HACER CON LA COLECTA

Estaban 3 padres en la iglesia pensando que podían hacer con la colecta.
Y dice el 1º:
– Hacemos 1 círculo en el suelo, lanzamos el dinero para arriba, lo que caiga en el círculo para dios y lo que caiga fuera pa nosotros.
Como los otros no estaban de acuerdo dijo otro:
– Mejor lo que caiga en el círculo para nosotros y lo que caiga fuera pa dios.
Y el último dijo:
– Tengo una idea mucho mejor, tiramos el dinero pa arriba, lo que coja dios pa el y lo que caiga pa nosotros

CHISTE DEL CURA Y EL LEÓN

Un cura misionero es raptado por los caníbales y como opone mucha resistencia le sueltan a su la mascota, un feroz león.
El cura intenta huir del animal, pero se agota y empieza a rezar con mucha fe:
– ¡Señor, haz que este león se vuelva cristiano!
De pronto, el león se para, se arrodilla, junta sus patas y dice:
– Señor, bendice los alimentos que vamos a tomar.

CHISTE DEL CURA TIENE LA SOLUCIÓN

Un hombre, pálido, triste y escuálido, va al psiquiatra y le dice:
-Mi suegra me está matando. Sé que me voy a morir. ¿Tengo cura?
-Claro que sí, en cualquier iglesia encontrará uno.

EL BURRO MUERTO

Un burro muere frente a una iglesia, como una semana después el cuerpo seguía allí, el padre se decidió llamar al jefe de policía.
– Sr. policía tengo un burro muerto hace una semana frente a la iglesia.
El policía, gran adversario político del padre contesta:
– Pero padre, no es el Señor quien tiene la obligación de cuidar de los muertos.
– ¡Así es! Pero también es mi obligación de avisar a los parientes.

LAS MENTIRAS EN LA IGLESIA

Los feligreses en la iglesia y el padre comienza a hablar:
– Hermanos hoy vamos a hablar de las mentiras. ¿cuantos de ustedes recuerdan que dice el capitulo 32 de San Lucas?
– Y todos levantaron las manos.
– Precisamente a eso me refería, el evangelio de San Lucas solo tiene 24 capítulos.

CHISTE DE LOS CURAS CASADOS

Dos curas:
– Padre Damián, con todos los últimos cambios de la Santa Iglesia, ¿usted cree que llegaremos a ver a los curas casados?
– Nosotros no, pero nuestros hijos si.

CHISTE DE LAS CONFESIONES DE UN CURA

Un cura recién ordenado se confiesa por primera vez con su obispo:
– Dime hijo mío ¿qué tal has llevado los votos durante esta tu primera semana?
– Verá eminencia, en cuanto a la pobreza he regalado mi hábito y me visto con uno que ya había desechado, mis sandalias están rotas y llenas de agujeros y doy la mitad de mi comida a los pobres que vienen al comedor.
– Muy bien, hijo mío, muy bien, continúa.
– En cuanto a la obediencia hago cualquier cosa que me mande cualquier otro padre sin pensar en si es justo o adecuado, dando gracias al Señor por tener el privilegio de obedecer.
-Muy bien, hijo mío, excelente, excelente.
-Finalmente, eminencia, en esta semana he hecho el amor con 37 mujeres.
El obispo casi se cae de la silla y con ojos desorbitados pregunta:
– Pero ¡hijo mío! ¡¿y el voto de castidad?!
El curilla, asustado y con cara de perplejidad responde:
– Pero… ¿no era voto de cantidad?

CHISTE DEL CURA GOLFISTA

Un domingo, después de la misa, uno de los feligreses se acerca al párroco y le pregunta:
– Reverendo, ¿es pecado jugar al golf en domingo?
– Hijo mío, dijo el padre poniendo la mano sobre su hombro, te he visto jugar al golf, en tu caso es un pecado cualquier día.

PECADOS ABSURDOS

En el confesionario:
– ¿Qué puedo hacer con mis pecados, señor cura?
– Ora.
– Las cuatro y cuarto, pero ¿Qué puedo hacer con mis pecados?

EL DIFUNTO EJEMPLAR

Un hombre acaba de morir y el cura en la ceremonia se extiende con los elogios:
– El difunto era un buen marido, excelente cristiano, un padre ejemplar…
La viuda se vuelve hacia uno de sus hijos y le dice al oído:
– Vete al ataúd y mira si es tu padre el que está dentro.

CHISTE DE UN CURA Y UN CREYENTE DEL CIRCO

Un sacerdote está en el confesionario y acude un penitente. 
– Tú no eres de esta parroquia, ¿verdad? No te había visto antes.
– No, padre, soy un artista del circo que acaba de llegar.
– ¿Y qué haces en el circo?
– Soy saltimbanqui.
– ¿Y eso que es?
– Espere que le hago una demostración.
El hombre se levanta y se pone a dar saltos mortales, volteretas y cabriolas por encima de los bancos de la iglesia.
Dos abuelitas que esperaban a confesarse lo ven y una dice:
– Mejor volvemos cuando venga el otro cura, ¡que este pone penitencias muy difíciles!

CHISTE DE UN SACERDOTE Y LOS HIPÓCRITAS

Un sacerdote se encuentra en la plaza del pueblo a un joven a cuya familia conoce.
– ¿Cómo es que no vienes nunca por misa?
– Pues la verdad, padre, es que está llena de gente que son unos auténticos hipócritas.
– Bueno, por eso no te preocupes, hijo, ¡siempre hay sitio para uno más!

EL CURA EN LA COFRADÍA DE PESCADORES

En un pueblo marinero van a botar la barca nueva, en la que los vecinos han deposito muchas esperanzar.
El patrón de la Cofradía de Pescadores avisa al párroco y le pide que baje al puerto, para bendecirla y bautizarla antes de charla al agua.
El sacerdote llega puntual, con el isopo y el agua bendita y pregunta:
-¿Qué nombre le vais a poner, hijo?.
-Pues habiamos pensado, señor cura, en «Que Pesque Dios».
-No, hijo mío, no me parece un buen nombre. Es casi blasfemo. Piensa en otro.
-Pues entonces «Remedios», señor cura.
-Eso está mejor. ¿Es quizá el nombre de alguna pariente tuya?.
-No, es que hemos pensado que ya que no pesca, al menos que reme.

CHISTE DEL SACERDOTE EN LA HOMILÍA ABURRIDA

La homilía del sacerdote era larga y aburrida y uno de los feligreses se quedó dormido y empezó a roncar.
El sacerdote, enfadado, se dirige a una mujer que estaba a su lado.
– Disculpa, hija, ¿podrías despertar al hombre que tienes a tu lado?
– Ah, no, padre, no me meta usted en sus líos -dijo ella. -Usted le ha dormido, usted le despierta.

CHISTE LARGO DE UN CURA, UNA MONJA Y UN CAMELLO EN EL DESIERTO

Se encuentran una monja y un cura cruzando el desierto del Sahara en un camello.
Al tercer día, una tormenta de arena los atrapa y buscan refugio.
Cuando la tormenta termina, se dan cuenta que el camello ha muerto.
El cura dice:
– Hermana esto se ve muy mal, difícilmente sobreviviremos dos días aquí y el campamento más cercano se encuentra, mínimo a una semana de camino.
Así que ahora que sabemos que no sobreviviremos quiero pedirle un favor:
– Nunca he visto los senos de una mujer. ¿Podría ver los suyos?
La monja, un poco sorprendida, responde:
– En las circunstancias en que nos encontramos no veo problema.
Y se los muestra al cura. Éste prosigue:
– Hermana, ¿Le importa si los toco?
La monja no pone objeción. Ésta, después de unos minutos, pregunta:
– Padre ¿puedo pedirle yo ahora un favor? Nunca he visto el pene de un hombre. ¿Me dejaría ver el suyo?
El cura responde:
– En las circunstancias en las que nos encontramos, no veo el posible daño hija.
Y se lo muestra.
– ¿Lo puedo tocar?
– Pues… ¡tóquelo!
Después de algunos minutos de tener la atención de la monja, el cura ya no se puede contener y acercándose a ella, le dice al oído:
– Hermana… ¿Sabía que si lo meto en el lugar correcto puede crear vida?
A lo que la monja responde:
– ¿De verdad padre?
– Sí hermana
– ¡Pues entonces méteselo en el culo al camello y salgamos de aquí cuanto antes!

CHISTE DEL HIJO DEL CURA

Esto era un cura que en los últimos meses notó que tenia la barriga cada vez más hinchada, así que se fue al médico a pedir consejo. Una vez en el hospital los médicos vieron que eran gases, nada grave y quisieron gastarle una broma, lo anestesiaron, le sacaron los gases y le pusieron a un bebé huérfano al lado, al despertar el médico le dijo:
– Le hemos sacado de la barriga este niño.
El cura preocupado se fue para su casa y allí les dijo a sus amigos y conocidos que el bebé era un sobrino suyo que se había quedado huérfano.
Pasaron los años y el cura se hizo mayor, y ya en su lecho de muerte llamó a su sobrino:
– José, tengo que contarte una cosa muy importante antes de morir.
– No se preocupe, siempre he sospechado que usted era mi padre.
– No, no soy tu padre hijo, soy tu madre, ¡Tu padre es el Obispo!

CHISTE VERDE DE LA TRANSPARENCIA DIVINA

– Hija, con esa camiseta tan trasparente no puedes entrar a la iglesia.
– Pero, Padre, tengo el derecho divino…
– Y el izquierdo también, hija, pero así no puedes entrar.

CHISTE VERDE Y CORTO DE CURAS

– ¿Qué tiene un cura entre las piernas?
– Un palo santo.

UN CURA DE VERDAD. CHISTE CORTO

– Padre, debo confesar: He tenido sexo antes de casarme.
– Ya veo, ya… así es fácil… ya veremos después.

CHISTE VERDE DEL CURA CON WHATSAPP

– Padre, confieso que he pecado. No paro de ver porno por la tele, tengo fotos comprometidas de la vecina del 5º en paños menores y me va el humor negro.
– Bueno bueno, mejor será que me pase sus pecados por  whatsapp.

Más Chistes