Chistes de Pescadores

EL CURA EN LA COFRADÍA DE PESCADORES

En un pueblo marinero van a botar la barca nueva, en la que los vecinos han deposito muchas esperanzar.
El patrón de la Cofradía de Pescadores avisa al párroco y le pide que baje al puerto, para bendecirla y bautizarla antes de charla al agua.
El sacerdote llega puntual, con el isopo y el agua bendita y pregunta:
-¿Qué nombre le vais a poner, hijo?.
-Pues habiamos pensado, señor cura, en «Que Pesque Dios».
-No, hijo mío, no me parece un buen nombre. Es casi blasfemo. Piensa en otro.
-Pues entonces «Remedios», señor cura.
-Eso está mejor. ¿Es quizá el nombre de alguna pariente tuya?.
-No, es que hemos pensado que ya que no pesca, al menos que reme.

Más Chistes